La tarea en seguridad para el próximo gobernador

Blog

Compartir

Por Mariano Rodrigo (Licenciado en Ciencia Política – Universidad de San Andrés)

La inseguridad es la cuestión que más preocupa a la ciudadanía, aún más que las problemáticas económicas. En tanto la inseguridad es explotada por los políticos como principal eje de sus campañas. Dando lugares a frases como “más seguridad y mejor seguridad”, “más Estado y menos narcotráfico” entre otras. Lo cual muestra que es una de las principales herramientas para atraer votos y se ha convertido en una de las claves de las próximas elecciones bonaerenses.
La Provincia de Buenos Aires es el mayor distrito electoral del país y a pesar de las políticas de seguridad que se han llevado a cabo los delitos no han disminuido. Según datos de la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires desde el 2007 a la fecha el total de delitos (IPPs) aumento un 29%, mientras que los homicidios en ocasión de robo aumentaron en el último año (2014) un 28,57%.
Los posibles candidatos a la gobernación plantean un conjunto de recetas muy distintas, desde modernización y la descentralización hasta reformas punitivistas. Sin embargo independientemente que fuerza política triunfe, existen un conjunto de problemas que son de necesaria atención.

Policía Local
La policía local intentó crearse a partir de una ley pero por internas políticas y diferencias sobre los objetivos que debería tener, se decidió crearla mediante decreto del ejecutivo provincial.
La idea fue que la descentralización era la mejor manera de acercar la seguridad a la gente. Lo cierto es que lejos de la idea original, que los intendentes sean los jefes, las policías locales se organizaron para depender del Ministerio de Seguridad provincial, tanto para la capacitación y la organización.
Lo cierto es que la policía local ha mostrado varias deficiencias por casos de corrupción, de violencia e incluso cuestionamientos en la formación. Sin embargo los intendentes han optado por las policías locales ya sea como herramienta electoralista o por creer en este modelo secretario.
Lo indiscutible es que el próximo gobernador deberá entender que las policías locales no son una mala política. Es necesario mejorar varios aspectos especialmente la involucración de los municipios en el diseño e implementación de los objetivos que deben llevar a cabo las policías locales.

Narcotráfico/Inteligencia y más inteligencia.
Este punto es uno de los más relevantes de la agenda del próximo gobernador. Argentina claramente ha dejado de ser un país de tránsito. Para convertirse en uno de consumo y de producción, especialmente de drogas de diseño
Los candidatos presidenciales se han expresado en este tema. Las medidas para combatir el narcotráfico se encuentran divididas, por un lado el uso de las fuerzas armadas y por el otro lado el valioso aporte de la inteligencia y la necesidad de la creación de una fuerza federal de delitos complejos como la soñada por Gustavo Beliz.
Lo cierto es que el rol de los militares para combatir el narcotráfico es poco eficaz según los especialistas y estos destacan la necesidad de una buena inteligencia para combatir el delito.
Hasta el momento la reforma de la ex SI se ha mostrado tibia, destacándose una nueva doctrina y una reforma educativa. A esto se le debe sumar la inexiste cooperación entre agencias. Lo cual dificultara en el corto plazo un avance en las políticas destinadas a combatir el narcotráfico.
Sin embargo la Provincia de Buenos Aires tiene características singulares. Como son el aumento de las cocinas de droga y el importante crecimiento del puerto de Mar del Plata como nexo con el crimen organizado.
Esto implica que el próximo gobernador/a deberá procurar tener una buena relación con el gobierno nacional y el de otras provincias para generar operativos colaborativos y también fortalecer el sector de inteligencia criminal de la Policía Bonaerense ya que es poco probable que se cree una agencia nacional de delitos complejos que permita tratar de forma única la cuestión de narcotráfico.

Sindicalización Policial
Este es uno de los temas menos tratados por los políticos, sin embargo es sumamente importante. El paro policial del 2013 mostró las deficiencias que sufren los policías a diario y el costo político de no atender los reclamos.
Lo cierto es que el reclamo de SIPOBA fue tratado por la suprema corte en agosto, aunque aún o se ha expedido, en la audiencia los ministros de la Suprema Corte se han mostrado favorables al reclamo de reconocer el derecho a sindicalizarse de los policías
A pesar de la existente ausencia de reconocimiento gremial, dos organizaciones que defienden los intereses de la Policía Bonaerense se han enrolado en distintas corrientes sindicales como son la CTA y la CGT.
Por lo tanto es de esperar que estas organizaciones se organicen cada vez más y generen herramientas institucionales para adquirir sus legítimas demandas.
Por ende el próximo gobernador deberá tener en cuenta esta realidad, ya que negarla no es una opción. Por lo tanto deberá pensar en paritarias y demás en un futuro no muy lejano.

Datos
Los datos sobre seguridad a nivel nacional son casi inexistentes y los que hay son parciales. En la Provincia de Buenos Aires existen datos, pero el problema es la medición.
Cómo es sabido los datos necesitan regularidad en el tiempo para poder realizar análisis de impacto. Desde el 2001 hasta el 2008 los datos salían del SNIC y eran estadísticas policiales. Desde el 2008 se utilizaron las estadísticas del SIMP , las cuales son de fuentes judiciales.
El cambio de fuente hace que las comparaciones sean prácticamente imposibles, generando dos problemas bien claros. 1-los datos del SIMP no se publican desagregados hasta el 2009- por lo tanto no se puede saber que delito aumento o disminuyo en el 2008. 2- Las IPPs no necesariamente implica un delito, es una investigación en la que no siempre hay condenados y que su origen puede ser policial, judicial (Fiscalía, Cámara de Apelaciones, etc.) o de oficio, esto puede aumentar el valor numérico ya que hay más fuentes de recolección de datos, en cambio las estadísticas de SNIC se basan únicamente en la información proporcionada por la Policía .
El corolario de esta situación es la necesidad de tener un sistema de acceso a la información transparente que permita generar herramientas de análisis y evaluación de la política criminal. Esta es una deuda del poder político provincial a lo largo de los años y que debe ser saldada para generar una política de seguridad eficiente.

¿Quién está más preparado?
Los tres candidatos que lideran las encuestas tienen expertise previo en temas de seguridad ya sea porque estuvieron a cargo de una policía Felipe Solá de la Bonaerense y Aníbal Fernández de la Federal, Mientras que María Eugenia Vidal tiene la experiencia positiva (Según el BID) de la policía metropolitana.
Lo cierto es que los desafíos que deben enfrentar están relacionados principalmente con no tomar medidas electoralistas que logren el consenso del todo el arco político y que generen una continuidad. También deberán articular políticas con el gobierno nacional para garantizar resultados, ya que como hemos mencionado hay problemas que escapan a la jurisdicción provincial como el narcotráfico.
Finalmente la relevancia del actor policial sindical determinará en un futuro no muy lejano el rol de la policía lo cual impactara en el diseño de las políticas para combatir el delito.

Deja un comentario