A propósito del feriado por la muerte de Martín Miguel de Güemes

Notas

Compartir

*Por Hernán Cataldi – Profesor de Historia Económica y Social General del Ciclo Básico Común y de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires

En el marco del dictado de una materia universitaria, especialmente como la que damos nosotros, resulta habitual interactuar con los estudiantes sobre algún tema de actualidad que, en este caso, nos permite efectuar algunos breves comentarios sobre los conocimientos previos que traen quienes acceden a los estudios superiores. Estas observaciones las llevamos adelante desde nuestro lugar de docentes de Sociedad y Estado e Historia Económica de la UBA en el CBC.

El feriado promovido por la provincia de Salta para homenajear a Güemes fue tratado en el Congreso Nacional muy sobre la fecha del mismo y por lo tanto debimos, junto a nuestros estudiantes, reprogramar clases y lecturas. Ellos no estaban al tanto del debate parlamentario y de la postura inicial del Poder Ejecutivo de vetar la medida si era aprobada. Hasta aquí nada demasiado novedoso, teniendo en cuenta que mayoritariamente los alumnos no tienen la práctica de leer los diarios a pesar de las insistentes recomendaciones de los profesores.

Pero una duda llevó a la otra…¨¿saben quién era Güemes?¨ fue nuestra pregunta obligada frente a la novedad que significaba lo planteado para los alumnos. El 90% no sabía o tenía vagas referencias. Luego, al establecer el vínculo de Güemes con nuestras provincias del Noroeste y en especial con Salta tratamos de relacionar con Belgrano, San Martín, Buenos Aires y la declaración de la Independencia, todo en el marco del año del Bicentenario de la misma.
Mientras hacíamos las distintas preguntas o repasábamos aspectos elementales de la Guerra por la Independencia, los alumnos se iban percatando de la ausencia de conocimientos básicos de la década de 1810/1820, acerca de la cual podemos suponer erróneamente que ha sido fijada en los estudios primarios, a través de los sucesivos actos escolares y feriados conmemorativos.

En síntesis, no sabían del debate por la sanción del proyecto del feriado, no había un conocimiento acerca de la figura que se pretendía homenajear y no podían establecer vinculaciones entre el rol de Güemes, una vez explicitado en clase, y la relevancia que adquiría para el proyecto de San Martín y la Independencia. Los estudiantes no conocen historia argentina básica.

Si bien desde los altos niveles de la conducción del Estado Nacional se ha incentivado, especialmente en la última década, el debate y la reflexión en torno a la historia argentina a fin de cuestionarla, corregirla y ampliarla, dicho desarrollo parece no reflejarse en las trayectorias educativas de los estudiantes. El hecho puntual relatado pone de manifiesto el desconocimiento por parte de los alumnos de los sucesos, actores y procesos que nos permiten comenzar a problematizar y tratar de comprender parte del pasado de nuestro país.

Algunos intentos destacables por acercar la historia argentina a los jóvenes, como la producción de documentales o incluso cortos con recreaciones del canal Encuentro, parecen no ser enteramente aprovechados por el sistema educativo. Otro aspecto que se ha buscado fortalecer a partir de los debates políticos actuales, como lo es la importancia del federalismo, también se encuentra completamente marginado en los estudios básicos. Los estudiantes desconocen, por ejemplo, las relaciones interprovinciales y los sucesivos pactos que fueron antecedentes de nuestra Constitución Nacional.

En este contexto, resulta mucho más difícil tratar de avanzar en la comprensión de fenómenos sociopolíticos más complejos que articulan pasado y presente, lo cual posibilita uno de los objetivos generales de la Universidad que es favorecer la construcción de ciudadanía democrática comprometida con la sociedad de la cual forma parte.

Deja un comentario